Seleccionar página

En algunas ciudades de España, ya se están implementando los nuevos carteles de colaboración de los cerrajeros con la Policía, para prevenir robos en viviendas y empresas.

Método de robo con la técnica del bumping

El método bumping es el que se usa con más frecuencia, porque abre el bombillo con una sencilla técnica sin necesidad de forzar el resto de la cerradura, se abre la puerta sin la llave original. Esta forma de apertura no es reconocida por el seguro de la vivienda, porque no presenta daños en el bombín y las empresas aseguradoras no reconocen el hecho por falta de pruebas. En la actualidad con esta técnica se accede silenciosamente sin dejar rastro alguno, ya que no se ejerce fuerza en los cilindros.

Seguridad en cerrajería

Se busca disuadir a los ladrones y concienciar para denunciar este tipo de actuaciones, donde se utiliza generalmente la técnica bumping. La idea surgió por el aumento de robos en tiendas, empresas, locales y viviendas, que se encuentran expuestos a esta modalidad de robo. El problema se encuentra en las técnicas, que están usando los intrusos para acceder a la propiedad. Herramientas de uso profesional se encuentran en manos de los ladrones, quienes actúan con cierta sofisticación en la apertura de puertas y cerraduras.

Vídeo: abrir la cerradura de una puerta con el método bumping, en 3 segundos

Los delincuentes consiguen entrar con mayor facilidad en casas, pisos, empresas con cerraduras antiguas, obsoletas y en mal estado sin problema. Ante esta problemática los cerrajeros recomiendan la reparación o cambio de las cerraduras, por otras de alta seguridad en puertas principales. La solución que se busca con estos carteles es disuadir al ladrón de la compra de herramientas. Regulando la venta y circulación de elementos profesionales de los cerrajeros, para lo cual es necesario poner en marcha un sistema de control de este tipo de herramientas, que compran impunemente los atracadores. La vulnerabilidad del 80% de las cerraduras que no cuentan con seguridad y están obsoletas, es otro factor que incrementa las posibilidades de robo en viviendas.

Instalando bombillos anti-bumping se evita exponer la vivienda y sus habitantes a situaciones de robo. Una inversión mínima que garantiza la tranquilidad del propietario y los suyos. Junto con esta solución es indispensable controlar la adquisición de las herramientas del sector, que son peligrosas en manos de desconocidos. Las cerraduras antibumping son el mejor aliado para proteger el lugar y evitar ser presa fácil de los delincuentes. Intervenciones de profesionales cerrajeros expertos y confiables es la mejor apuesta actualmente contra estos casos de robos.