Seleccionar página

La importancia de las puertas en general

Las puertas son una pieza fundamental para entender los límites de una propiedad privada. Se trata de elementos funcionales desde los que se accede a una vivienda o local, entre otros, y que ya forman parte de la cotidianidad de los usuarios.

A la hora de elegir las puertas de un espacio cerrado, se pueden tener en cuenta diversos aspectos como el material o la ubicación, es decir, el lugar donde irán colocadas. No obstante, las características más importantes que concretan la utilidad de las puertas son la seguridad y la privacidad.

Es evidente que en las puertas de exterior será necesario fijarse principalmente en cuestiones relativas a la seguridad, puesto que el objetivo es proteger la propiedad privada de personas ajenas a ella. Sin embargo, en las puertas de interior el aspecto que prima no es quién abre la puerta, sino la privacidad, entre otras características a destacar como la estética, el aislamiento acústico o el aislamiento térmico, elementos fundamentales para sentirse en un ambiente agradable en el que permanecer de manera cómoda.

Siempre que se busque instalar puertas de seguridad, los usuarios tendrán la oportunidad de encontrar en el mercado de los cerrajeros profesionales que puedan llevar a cabo ese tipo de trabajo, expertos que además conocen perfectamente como abrir una puerta en caso de imprevisto, además de realizar otras muchas funciones del mismo sector.

 

 

Cómo elegir correctamente las puertas de una propiedad

Cuando se eligen las puertas para la entrada en una propiedad privada, es importante plantearse diversos aspectos, puesto que una decisión adecuada evitará futuros inconvenientes.

En la actualidad, pueden encontrarse en el mercado una variada oferta de puertas en diferentes modelos. En general, es necesario fijarse en tres aspectos en el momento de
comprar una puerta de seguridad: ubicación, estética y seguridad.

La ubicación depende de si estamos hablando de puertas de exterior o de puertas de interior. Las puertas que se encuentren fuera del edificio o vivienda han de aportar una mayor resistencia a aspectos importantes como las inclemencias del tiempo y deben ser seguras en un porcentaje muy alto. La estética tiene que ver con el diseño y se intenta que vaya acorde al estilo (moderno, tradicional…) del edificio o local. Cuando se habla de la seguridad en las puertas nos referimos a cómo se abre la puerta según los diferentes elementos como la cerradura, el marco y la hoja.

 

 

La ubicación de las puertas

Dividir el espacio interior de una vivienda o local es más sencillo gracias a las puertas interiores. Este tipo de puertas suelen estar fabricadas de diversos materiales como el aluminio, la madera, la resina o el cristal.

Las puertas de madera maciza son las más duraderas y consistentes y es necesario un mantenimiento permanente para su conservación. Una opción más asequible en el mercado de la cerrajeria consiste en adquirir puertas chapadas de madera con aglomeradoLas puertas huecas son de menor calidad y suelen carecer de aislamiento respecto a la temperatura y ruidos, pero son una opción correcta si se están buscando puertas baratas. También es posible encontrar otro tipo de puertas para interior como las correderas o abatibles.

En lo que respecta a las puertas de exterior, el diseño tiene que ser coherente con el resto del edificio, buscando que sean seguras. Con este fin, en el mercado pueden encontrarse diferentes tipos de puertas que se colocan en el exterior de la vivienda o local.

Las acorazadas con panel de chapa son las puertas de seguridad más aconsejables si se necesita una protección máxima de la propiedad, ya sean apartamentos, pisos o chalets. Las puertas blindadas suelen tener un marco revestido de madera y su interior se encuentra reforzado con acero. Las puertas de madera maciza son las más utilizadas en los entornos rurales y siempre es aconsejable llevar a cabo un correcto mantenimiento del material para alargar la vida útil de la pieza. Las puertas metálicas poseen un marco de acero y la hoja dispone de una doble chapa de acero rellena de poliuretano.

 

 

Puertas baratas y de diseño

Se habla del diseño de las puertas cuando nos queremos referir al acabado externo del elemento. Este aspecto siempre depende de las preferencias y gustos de cada usuario, que tendrá que valorar el resto de los elementos que acompañarán a las puertas, así como el presupuesto del que dispone.

Existen múltiples diseños de puertas donde elegir, aunque entre los más habituales destacan con vidriera, molduras, lisas, ciegas o con dibujos fresados. Las puertas pueden estar pintadas, ser sintéticas o lacadas, incluso pueden ser de cristal o de chapa de madera. La elección queda en manos de los propietarios de la vivienda.

 

 

La seguridad como prioridad a la hora de elegir una puerta

Cuando se quiere escoger una buena puerta de seguridad, será necesario combinar a la perfección los elementos de cerradura, marco y hoja. La cerradura es el utensilio principal para garantizar la seguridad de las puertas y por esta razón en el mercado pueden encontrarse diferentes tipos de cerraduras dependiendo de la puerta donde vaya a instalarse.

Para escoger el cerramiento adecuado se ha de tener en cuenta la ubicación, su función y el presupuesto a invertir. El material de las puertas también es importante a la hora de colocar las cerraduras; en las puertas de madera se pueden utilizar cerraduras de sobreponer o de empotrar y para las puertas metálicas se necesitan cerraduras especiales. Las cerraduras se clasifican entre las de empotrar o embutir, de sobreponer, electrónicas o cerraduras multipunto de alta seguridad, entre otras.

La hoja sirven para abrir las puertas y es un componente de la unidad de hueco de puerta. Las hojas de las puertas pueden ser de diversas formas como huecas, macizas, planas, en relieve, artesanales, industriales, etcétera. La hoja puede estar pintada, barnizada, lacada o revestida.

Los marcos de las puertas interiores y exteriores suelen ser de madera de pino, de acero galvanizado, de galvanizado metálico o de aluminio. Los marcos de las puertas acorazadas y puertas blindadas tienen un grosor superior al resto de puertas, de esta forma se evita que las puertas sean forzadas o apalancadas. Un marco de bajo coste podría ser manipulado fácilmente con un destornillador o cualquier tipo de herramienta, pudiendo acceder así a la cerradura y entrar en la propiedad.

 

Clasificación de las puertas según su apertura y montaje

Como abrir una puerta puede condicionar su clasificación y es por ello que las puertas también se organizan por su forma de apertura. Las más comunes son las abatibles o batientes. No obstante, las puertas pueden ser pivotantes, corredizas, giratorias, de guillotina, basculantes, etcétera. Todo depende de las puertas que esté buscando el usuario y dónde quiera colocarlas.

Las puertas pueden clasificarse por su montaje, ya que algunas vienen desarmadas, también llamadas tipo kit, y con instrucciones para su colocación. Las puertas block se fabrican como un bloque, es decir, que todos los elementos que la componen ya están unidos. De cualquier forma siempre es aconsejable contar con la ayuda de un profesional para la instalación de cualquier tipo de puertas.

 

 

Consejos para los usuarios que quieran instalar puertas de seguridad

Es importante a la hora de escoger las puertas de una vivienda o local que se tengan en cuenta una serie de puntos. Es evidente que en los últimos años los robos en propiedades privadas han aumentado. No es extraño escuchar en las noticias cómo los ladrones han forzado cerraduras de puertas para llevarse todos los objetos de valor que hay en el interior del recinto.

La instalación de puertas de seguridad blindadas o acorazadas es una buena opción para luchar contra este tipo de delincuencia. Se recomienda contar siempre con el asesoramiento de un profesional de la cerrajeria antes de colocar las puertas de seguridad, siendo conscientes de los requisitos de calidad y resistencia ante los robos.

En el mercado pueden encontrarse puertas baratas. En cualquier caso, seria conveniente invertir la cantidad necesaria para que la seguridad sea lo más completa posible. Del mismo modo, se pueden modernizar los sistemas de seguridad de las puertas con el paso del tiempo, así como incluir avanzadas tecnologías. Es fundamental evitar las puertas huecas para el exterior y reservarlas para el interior de la vivienda. Es obligatorio que los materiales sean duraderos y sólidos, como metal o madera maciza, y buscar cerraduras de alta calidad o de doble cilindro para evitar los apalancamientos y la acción de diferentes herramientas como destornilladores y martillos. Para completar la seguridad en las puertas, los usuarios pueden poner una mirilla para conocer en todo momento quién se encuentra fuera de la propiedad.