Seleccionar página

El instrumento para abrir puertas

Podemos definir la llave como aquel instrumento o utensilio que se utiliza para activar el mecanismo de una cerrojo. Son necesarias para proteger la propiedad privada de las personas ajenas a ella, ya se trate de una casa, un vehículo, un garaje, etcétera.

Los origenes de las llaves se remontan  en las  civilizaciones antiguas como la egipcia, que ya incorporaban en sus puertas candados y utensilios de madera, aunque probablemente estas ya se empleaban con anterioridad a esta época. Como ocurre en la actualidad, se utilizaban diferentes modelos dependiendo de lo que fuera a abrirse: un mueble, un armario o incluso un joyero.

En general las llaves más comunes son metálicas, de aluminio o acero. Suelen disponer de una zona más ancha que se utiliza como apoyo y de una parte con estrías, muescas o paletas que crean un código que corresponde a una cerradura en particular.

 

Tipos de llaves que pueden encontrarse en el mercado de la cerrajería

El catálogo del mercado permite cubrir las necesidades de todo tipo de propiedades, pudiendo abrir puertas de diferentes modelos y tamaños, teniendo en cuenta siempre los requisitos de seguridad de cada caso. La clásica es la más antigua y aún sigue utilizándose en la actualidad, aunque ofrece pocas garantías en cuanto a protección. En la mayoría de casos dispone de un cilindro con paletas en el extremo (una o dos), que pueden estar dentadas y se manejan mediante una pieza ovalada o circular para sujetar a su vez al llavero y transportarla.

La común o de serreta presenta un aspecto plano con unas muescas o dientes a diferente longitud y profundidad en la barra de apertura, pensadas para activar el mecanismo a partir de un código único. Es requisito necesario para poder abrir que las hendiduras encajen exactamente con el candado.

Las llaves de seguridad y otras opciones de protección

Las llaves de seguridad son las que suelen utilizarse en las puertas blindadas y su estructura se compone de bordes rectos con varias hendiduras en sus caras que se adaptan al cilindro de seguridad. Para las puertas blindadas también pueden adquirirse las de paleta o paletón, formadas por una parte cilíndrica que acaba en una porción plana con dientes tallados en los costados en diversas formas rectangulares. Las de pompa son semejantes a las anteriores, con la diferencia de encontrar la forma dentada en la zona anterior. Las cruciformes disponen de un cilindro terminado en forma de cruz y que incluye dientes en todos o alguno de sus lados.

La llave maestra

En ocasiones pueden encontrarse cerraduras susceptibles de abrirse con la denominada llave maestra. Es sabido que este tipo de llaves se utiliza en los hoteles cuando el cliente pierde la original y el personal del alojamiento, por comodidad, hace uso de este modelo para acceder a la habitación en cuestión.

Estos tipos de llaves se dan también en las comunidades de vecinos, a raíz de que todos los usuarios disponen de distintos tipos de cerraduras que abre las mismas zonas comunes como el vestíbulo o el garaje. Si la intención es que distintos tipos de cerrojos se accionen con una misma llave maestra, se tendrán que fabricar los mecanismos oportunos para ese fin, en su totalidad o en parte.

El temido Método Bumping

El método bumping se empezó a utilizar en los años 70 por algunos cerrajeros europeos con el fin de compartir una manera de abrir las puertas de una manera rápida y versátil. Lamentablemente, en la actualidad se ha convertido en una técnica común entre los ladrones para irrumpir en casas y locales sin dejar rastro y permitiendo que accedan a aproximadamente un 90% de cerrojos.

En el bumping se utilizan modelos especiales que normalmente tiene marcada la posición más baja de los pistones del cilindro de apertura y que permite liberar el giro al introducirla y aplicarle un pequeño golpe con un martillo o destornillador.

 

Tipos de llaves de coches

Las llaves de coches ocupa otra categoría que, a su vez, también se clasifica en diferentes opciones. Las más antiguas son las denominadas de espadín, con una parte plástica y otra de metal. Algunas incorporan un chip interior que es reconocido por el bombín de arranque del automóvil. Con todo, la más moderna tecnología ha trascendido también a las llaves de coches y ya disponen de un mando para la apertura de las puertas además del espadín y el chip para su arranque.

No es necesario que las de tipo tarjeta se introduzcan en el bombín de arranque ya que el coche incorpora un interruptor para ello. Las tarjetas con función manos libres son muy prácticas dado que es suficiente con que el usuario se acerque al coche para que este se abra. Una vez dentro, basta con apretar el botón de arranque.

Actualmente la mayoría de vehículos incorporan la apertura con mando a distancia, muchos de ellos programados para utilizar algunas funciones del coche como la regulación de la temperatura o de los asientos.

 

Los productos más seguros del mercado

Se recomienda tratar con un cerrajero profesional para conocer las ventajas y facilidades de los artículos más fiables. Tener presente los tipos de cerraduras que existen y los más subceptibles de sufrir un acto vandálico resulta útil para acentuar si cabe la seguridad de una casa o local.

Las llaves de puertas blindadas de paleta suelen ser las más seguras frente a técnicas como el bumping. Las de serreta y las de seguridad planas con hendiduras son las más vulnerables a este tipo de técnicas.

Se aconseja encontrar llaves que incluyan un perfil personalizado para que los ladrones no puedan copiarlas y así impedir que apliquen cualquier tipo de técnica sobre el bombín de la cerradura. Las técnicas como el bumping, impresioning o ganzuado pueden ser evitadas si se instala un buen bombín de seguridad.

Cuando se adquiere un bombillo antibumping es fundamental tener en cuenta tanto la calidad del material como la cantidad de pitones que tiene. Entre más pitones, más resistente es el bombín al ataque de los ladrones.

 

La protección en la copia de llaves

La seguridad en la copia de llaves es otro aspecto relevante al que prestar atención para evitar sustos innecesarios. En la actualidad pueden instalarse cilindros con tarjeta de seguridad que garanticen que las copias de las llaves solo puedan llevarlas a cabo la persona autorizadas por el propietario. En consecuencia, el duplicado de llaves solo podrá realizarse en la tienda o cerrajería donde se ha presentado la tarjeta de seguridad, con la ventaja de evitar copias de llaves ilegales.