Seleccionar página

Hoy como curiosidad os traemos diferentes maneras de realizar duplicados de llaves en casas con poco tiempo y dinero. Son métodos totalmente artesanales y el resultado dependerá de la habilidad y maña de cada uno para realizarlos.

Cabe destacar que no todos los métodos son factibles para todos los modelos de llaves, ya que unas llaves requieren de más resistencia o simplemente por las dimensiones de la misma no es viable llevarlo a cabo con alguno de los metodos. En todo caso, si lo que queremos es un resultado fiable y que nos realicen una copia de llave sin calentarnos la cabeza, la mejor opción será dirigirnos a una cerrajería o ferreteria y que el cerrajero nos lo realice.

Lo curioso de este artículo es que algo que parece tan complejo como realizar una copia de una llave en la que se emplean aparatosas máquinas y el ruido es considerable, puede realizarse de una manera aparentemente simple, básica e incluso primitiva.

 

El primer método que os traemos es uno en el que se emplean dos cosas que todos nosotros tenemos en casa. Unas tijeras y una botella de plástico.  Efectivamente, con tan solo estos dos elementos podemos hacer una llave simple que nos permitirá abrir una cerradura.

El método es bastante simple, primero quemamos la llave con un mechero para que posteriormente utilizando un papel vegetal nos deje la marca en él y tengamos la silueta de la llave.

Seguidamente adherimos el trozo de papel con la silueta de la llave en el trozo de plástico en la botella y para finalizar cortamos el trozo de plástico con las tijeras.

 

 

El siguiente método exige ya algo más de maña y destreza ya que este consiste en “tallar” la llave en una regla utilizando unas tijeras, y un cutter. La ventaja de este método es que la llave será de un platico más resistente por lo que será más duradera.

 

Como ves este método se puede utilizar con diferentes tipos de materiales como por ejemplo una lámina de aluminio, plástico, la tapa de las conservas etc. De esa manera tienes la posibilidad de jugar con la resistencia de cada uno.

 

 

Y por último tenemos el método que consiste en hacer un molde basándose en la llave con la llave original y después rellenar el hueco con metal o plástico líquido para que se adapte al molde y de esta manera tengamos una copia de la llave bastante exacta y precisa.

 

 

Si os interesa probar suerte con este último método, el autor del video vende un pack en su tienda para llevarlo a cabo.

 

Como podéis ver, existen diferente maneras caseras para hacer copias de nuestras llaves. Eso si, no podemos esperar grandes resultados, la mayoría de las llaves exigen trabajos llevados a cabo por cerrajeros profesionales ya que no es solo copiar la llave, sino que la diferencia reside en los pequeños detalles y pulimientos que hacen falta para que esta entre perfectamente en la cerradura. Una copia mal fabricada puede dañar tanto nuestra cerradura como nuestra paciencia, así que si lo que queremos es una copia bien acabada y con garantías lo mejor será acercarnos al nuestro cerrajero de confianza.